Seleccionar página

Actualmente podemos distinguir diferentes tipos de apps que presentan características y funcionalidades propias. Por ello, es importante conocer qué ventajas y desventajas cuentan cada una de ellas. Solo así identificaremos cual diseñar para que sea apropiada a nuestras necesidades o negocio.

Debemos comprender que una aplicación debe estar diseñada para la realización de determinadas tareas y es vital saber cómo poder diseñarlas. Así, debemos ser capaces de entender qué tipo de aplicación es la que necesitamos.

¿Estás pensando en crear una aplicación móvil y no sabes cuál es la más idónea para tu empresa?. Descúbrelo en este artículo.

¿Qué es un app?

Una app puede ser definida como una aplicación de software que se ejecuta en un dispositivo móvil o tablet con el objetivo de ayudar a los usuarios en la realización de determinadas acciones. Se caracterizan por ser dinámicas, útiles y sencillas de manejar.

Las aplicaciones móviles se han convertido en una herramienta muy eficaz para las empresas, ya que facilitan el proceso de compra de los usuarios, fomentan la interconectividad y mejora la experiencia de usuario. Además, incrementan la fidelidad de los clientes y el posicionamiento de la marca.

Un usuario suele pasar más de 5 horas diarias haciendo uso de su teléfono móvil y la mayor parte de este tiempo lo dedica a la utilización de apps. Igualmente, los individuos utilizamos 9 aplicaciones diariamente y 30 mensualmente.

También es destacable que un usuario emplea más tiempo navegando en una aplicación que en un sitio web.

Las aplicaciones móviles también nos permiten incrementar la difusión de nuestros contenidos y establecer un nuevo canal de comunicación con los clientes. Asimismo presentan una alta rentabilidad y personalización, permitiendo adquirir una ventaja diferencial respecto a la competencia.

Es evidente que las aplicaciones móviles ofrecen múltiples beneficios empresariales, convirtiéndose en una herramienta esencial para el mercado actual.

¿Qué tipos de apps existen?

Hoy día podemos diferenciar principalmente entre 3 tipos de apps las cuales ofrecen diferentes particularidades. A continuación te mostramos las ventajas e inconvenientes que presentan cada una de ellas.

Aplicaciones nativas

Las aplicaciones nativas son aquellas que se diseñan y desarrollan específicamente para un sistema operativo en particular, empleando un lenguaje de programación específico. Además, deben ser descargadas en su mayoría de la tienda oficial de su sistema operativo.

Este tipo de apps son fluidas, estables y permiten obtener el máximo provecho de las funcionalidades del dispositivo. También podemos destacar entre sus ventajas la posibilidad de enviar notificaciones o avisos a los usuarios, mejoran la experiencia de los mismos y algunas de ellas no requieren Internet para su acceso. Igualmente cabe resaltar que su actualización es constante.

Por otro lado, como desventajas se puede señalar que requieren un mayor coste y que el dispositivo debe contar con el sistema operativo para el que fue creado.

Aplicaciones web o web app

Podemos definir las aplicaciones web o web app como aquella que se desarrollan con lenguajes de programación característicos de las webs como es el caso de HTML, CSS o Javascrip.

No requieren instalación en el dispositivo, no ocupan espacio en el mismo y se accede a ellas mediante un navegador web por lo que cualquier dispositivo puede entrar en ellas. Además, suelen presentar un coste más bajo.

No obstante, para su utilización es necesario emplear Interntet y al no poder promocionarse en una tienda oficial su visibilidad se ve reducida. Asimismo, se ven limitadas las funcionalidades del dispositivo que pueden ser utilizadas y la experiencia de usuario suele ser más negativa.

Aplicaciones híbridas

En cuanto a las aplicaciones híbridas, como su propio nombre refleja, se caracterizan por ser un «híbrido» o combinación de los dos tipos de apps descritos con anterioridad. Estas aplicaciones serán desarrolladas con lenguajes de programación típicos de una web, pero su estructura externa estará basada en lenguajes de programación propios del dispositivo móvil.

Estas aplicaciones podrán ser descargadas de tiendas oficiales y pueden ser utilizadas por diferentes sistemas operativos. Igualmente, presentará un coste medio y permitirán hacer uso de gran parte de las funcionalidades de los dispositivos móviles o tables.

No obstante, este tipo de apps, al tener que ser descargadas ocuparán espacio en el dispositivo. También podemos resaltar que su velocidad presenta una restricción y tanto su diseño como la experiencia de usuario se puede asimilar más a las aplicaciones web.

¿Qué te han parecido este tipo de aplicaciones? ¿Cuál crees que es el más adecuado para tus necesidades? ¿Te gustaría poder diseñar una aplicación acorde a tu negocio?

Contáctanos, somos el punto de partida de tus ideas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies